1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Vuelta al trabajo tras las vacaciones: 6 consejos para evitar el estrés laboral

Vuelta al trabajo tras las vacaciones: 6 consejos para evitar el estrés laboral

Vuelta al trabajo después de las vacaciones

¡Vacaciones! Por fin llegó el momento que todos deseábamos. Amigos, familia, escapadas de la ciudad, tiempo libre para hacer lo que queramos ¿quién no está deseando que llegue este momento? Pero, ¿deberíamos preocuparnos por la vuelta al trabajo tras las vacaciones?

Aunque no lo parezca, no todo es tan bonito en vacaciones. Algunos factores podrán hacer que la vuelta al trabajo y a la rutina sean un alivio después de todo. El estrés generado por la falta de rutina, los compromisos, el derroche o la mala elección del lugar de vacaciones pueden ser unos de los factores que hagan de tan esperados días una pesadilla.

Vuelta al trabajo tras las vacaciones

A pesar de los posibles factores anteriores, la mayoría acabaremos las vacaciones pensando que han sido muy cortas y soñando con las siguientes. En este caso, sólo tendremos dos opciones para no deprimirnos; Fugarnos a una isla paradisíaca y dedicarnos al surf y tomar mojitos o afrontar la vuelta al trabajo. Como la primera opción, al menos de momento, no está al alcance de muchos de nosotros, intentemos que la vuelta al trabajo sea lo mejor posible.

Volver al trabajo o a la rutina diaria después de haber gozado de unos días sin horarios y con mucho tiempo libre para hacer lo que queramos puede ser traumático  en muchos casos. Además, la carga mental o física requerida por nuestro trabajo puede reducirse sustancialmente en el período vacacional.

A continuación os damos unos consejos para afrontar la vuelta al trabajo de la mejor manera posible.

  1. Recuperar el horario, el ritmo habitual y las horas de sueño

Lo normal durante las vacaciones es llevar un ritmo de vida y un horario muy diferentes a los que habitualmente llevamos. Tanto las comidas como las horas de sueño suelen desplazarse a otros momentos del día. Volver a recuperar estos horarios y ritmos de vida no será sencillo para nuestro cuerpo. Cuanto más largas hayan sido las vacaciones, más duros serán los efectos de la vuelta.

Lo primero que deberemos intentar es recuperar el horario y las horas de sueño. Será importante intentar acercar nuestro horario de vacaciones a nuestro horario habitual al menos en los últimos días de vacaciones. Durante los primeros días de vuelta al trabajo, deberemos intentar acostarnos con tiempo  para dormir las horas suficientes antes de ir al trabajo. Habrá que tener en cuenta la dificultad extra que tendremos para dormirnos estos días. Ayudarnos de infusiones relajantes puede ser una buena opción para aquellos que les cueste más dormir.

Vuelta al trabajo después de las vacaciones

  1. Consumo adecuado de café u otras bebidas energéticas o con cafeína

Como comentábamos anteriormente, la carga mental o física del trabajo se puede ver reducida sustancialmente en vacaciones. Esto, unido a la falta de sueño, puede hacer que algunas tareas del trabajo nos cuesten más de lo habitual. Bebidas como el café, pueden ayudarnos a estar más despejados y afrontar estas tareas más fácilmente. Esto podrá ser muy positivo, puesto que ayudará a reducir la carga de trabajo acumulada los primeros días.

Sin embargo, abusar de estas bebidas puede provocar el efecto contrario. Por ejemplo, tomar muchos cafés o hacerlo a horas cercanas a la noche pueden provocar que nos cueste más dormir y acumulemos más cansancio para el día siguiente. Será fundamental utilizar estas bebidas como una ayuda, pero nunca intentar suplir la falta de sueño con estas bebidas.

  1. Organizarnos adecuadamente

El primer día de la vuelta al trabajo será fundamental dedicar tiempo a organizarnos adecuadamente. Durante el período vacacional se suelen acumular muchas tareas antiguas y surgir nuevas. Realizar tareas sin una base de organización y planificación adecuadas nos llevará a aumentar considerablemente el nivel de estrés.

Una buena organización de las tareas nos permitirá tener una imagen del trabajo que nos queda por realizar y el tiempo necesario para conseguirlo. Cada vez que saquemos una tarea, podremos observar la reducción de la carga de trabajo y, por tanto, de nuestro estrés. No hacerlo así, nos hará ver nuestras tareas como una gran montaña interminable, agobiándonos y reduciendo nuestra eficiencia.

Todos tenemos nuestros momentos con más y menos energía a lo largo del día. Reparte las tareas de forma que las que realices las que más esfuerzo te supongan durante el momento que más energía tengas. Ponte las tareas que menos esfuerzo te supongan en los momentos más flojos de energía del día. Por ejemplo, revisar emails o tareas poco exigentes pueden ser desplazadas a momentos del día con menos energía.

  1. Evita perder demasiado tiempo en la oficina

Los días posteriores a la vuelta de vacaciones tienen muchas tentaciones para que perdamos el tiempo.  Intentar ser eficiente en estos días será fundamental para no acumular trabajo y aumentar el estrés.

Las reuniones tienden a alargarse por falta de planificación o actitud demasiado relajada de sus participantes. Trata de, en la medida de tus posibilidades, acortar los tiempos de las reuniones. Propón sólo las reuniones necesarias, por ejemplo para discusiones o búsqueda de soluciones importantes.

El primer día de trabajo después de la vuelta de vacaciones nos encontramos con muchos compañeros con los que es inevitable contar anécdotas. Trata de dejar estas anécdotas para los periodos de descanso. Si invertimos mucho tiempo de trabajo en ponernos al día con los temas extra-laborales de nuestros compañeros, hará que la jornada sea improductiva, se acumule el trabajo y aumente el estrés y la sensación de agobio al final del día.

  1. Empatía y relación con los compañeros

La vuelta al trabajo es dura para todo el mundo. Si hay un momento en el que la empatía se vuelve fundamental es éste. Piensa que tus compañeros vuelven también cansados y con trabajo acumulado. El estrés y querer sacar trabajo demasiado rápido puede hacer que el estado de humor no sea el más apropiado y la organización no sea lo mejor posible. Ser comprensivo con estas situaciones ayudará a no incrementar la carga mental en estos días.

  1. Hacer ejercicio y vida sana

Una vez acaba la jornada laboral, volver a la rutina diaria lo antes posible será positivo en el trabajo. Estar en una buena condición física es fundamental para que la mente esté más despejada, se reduzca la sensación de cansancio y se duerma mejor entre otras cosas.

Conoce nuestros consejos para comenzar bien el día en el trabajo tras el fin de semana.

Síguenos en Facebook Linkedin para ver más artículos como éste, estar al día sobre el mundo laboral, seguir todo lo que vamos incluyendo en nuestra web semanalmente y resolver cualquier duda que tengáis.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación laboral online para estudiantes y trabajadores.

queserademi.com es la herramienta digital que aporta a las futuras generaciones de trabajadores, orientadores laborales, padres de alumnos y profesores la información necesaria para afrontar la decisión de elegir una carrera profesional de un modo responsable y maduro.