1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
4 consejos para destacar en el trabajo y mejorar tu eficiencia y eficacia

4 consejos para destacar en el trabajo y mejorar tu eficiencia y eficacia

Destacar en el trabajo. Mejorar mi eficacia y eficiencia

¡comienza el trabajo! Un días más, a las 9 de la mañana (si somos afortunados) comenzamos la jornada laboral.  Ya habremos empezado con buen pie después de seguir los consejos que te dábamos en nuestro anterior artículo. Pero, ¿es esto suficiente o queremos dar un vuelco al concepto que tienen los demás de nosotros y destacar en el trabajo, mejorando nuestra eficiencia y eficacia? Aunque pueda parecer sorprendente, unos pequeños cambios en algunas de las cosas que hacemos en nuestro día a día del trabajo nos puede hacer destacar y que nuestros jefes dejen de vernos como uno más. Pero, ¿qué tenemos que hacer?

Destacar en el trabajo

1. Pregúntate en qué situación estás en el trabajo y házselo saber a tu jefe

¿En qué situación estoy en mi puesto de trabajo? Aunque parezca una pregunta muy sencilla, raramente nos paramos a pensar sobre ello. ¿Estoy contento con lo que estoy haciendo? ¿Cómo pienso que estaría mejor? Conocer bien la respuesta a esta pregunta será el punto de partida para comenzar a cambiar las cosas.

¿Cómo comienzo a cambiar las cosas? Lo primero que tenemos que hacer es comentar lo que piensas sobre tu situación a tus jefes. Si tus jefes no conocen tu opinión sobre tu situación en la empresa, no podrán hacer nada para mejorarla. Una de las funciones principales  de un jefe es que las personas a su cargo estén lo más contentas y motivadas posible. Por tanto, si conocen tu situación y existe la posibilidad de hacer algo que la cambie para mejorarla, en ese momento o más adelante,  podrán valorarlo. En muchas ocasiones, este cambio no será posible, sin embargo, haber comentado tu situación y que la conozcan siempre tiene buenas consecuencias.

Ejemplo

Empiezo en un proyecto poco motivador para mí ya que no hago lo que me gusta o para lo que estoy preparado. ¿Se lo comento a mi jefe o decido no decir nada para que el jefe piense que soy un buen trabajador porque puedo hacer cualquier trabajo sin quejarme?

Si cojo la segunda opción, será malo tanto para la empresa como para mí. La empresa se verá perjudicada porque uno de sus trabajadores no estará suficientemente motivado y, por tanto, su rendimiento se reduce. Yo acabaré frustrado y dedicando muchas horas a algo que no me motiva.

Si elijo la primera opción, le daré la opción a mi jefe de elegir que siga en ese proyecto (porque no hay más opción) o cambiarme a algo que me motive más en ese momento o cuando surja la ocasión. Ambos conseguiremos reducir los perjuicios comentados anteriormente. Además, el jefe verá en mi que soy una persona proactiva, que le preocupa hacer las cosas bien y con capacidad para tratar cualquier tipo de tema. Esta habilidad es fundamental para muchos puestos de trabajo y te permitirá destacar en el trabajo.

2. Cambia tu forma de comunicarte con los demás en temas de trabajo

Cambio de objetivo

Cuando hablamos sobre temas de trabajo, muchos partimos de un objetivo, quedar bien. ¿Es un buen objetivo? Intentaremos explicar la respuesta a esta pregunta en las siguientes líneas.

Pensamos que si hablamos de forma segura y exponemos las cosas de forma ordenada, los que están a nuestro alrededor pensarán que somos grandes profesionales. Habremos conseguido nuestro objetivo. Sin embargo, la realidad es que los demás también tienen este objetivo y, por tanto, no se fijarán o le darán un valor especial a que tú hayas “quedado bien”.

Pero, ¿qué tenemos que hacer entonces? Es necesario hacer un cambio de objetivo para realmente destacar en el trabajo y que los demás queden sorprendidos. Nuestro nuevo objetivo deberá ser que los demás me entiendan y que yo entienda lo que dicen los demás. ¿Qué significa esto? Cuando hablamos de trabajo, ya sea en el café con un compañero, en una reunión o en una charla, lo importante no es decir bien nuestro mensaje. Lo importante será asegurarte que cualquier cosa que dices es entendida por los demás. Por muy bien que hayas expresado un mensaje, si justo en ese momento se ha despistado la persona a la que se lo decías, no ha servido para nada. Parar, preguntar algo que demuestre que lo ha entendido, escuchar lo que el otro tiene que decir e interesarte y preguntarle sobre lo que te cuenta causará una gran impresión en los demás.

Lenguaje

Otro tema importante dentro de este punto es el lenguaje que usamos. Aunque no lo parezca, expresiones similares pueden hacer que la persona con la que hablas se sienta más o menos cómodo. El típico ejemplo es la expresión “¿me entiendes?”. Esta expresión denota que si la persona que escucha no lo entiende es su culpa. Una posible expresión similar que evita esto es: “No sé si me he explicado bien”.

Adaptarse a la persona con la que hablas

A la hora de hablar con los demás de temas laborales, también será importante adaptarte a la persona con la que hablas. Cada uno somos de una determinada manera con nuestra forma de ser y de trabajar. Si hablamos con los demás y todos mantenemos esta forma de ser, no llegaremos a entendernos. Es importante conocer el tipo de personalidad de la persona con la que hablamos para poder adaptar la nuestra y llegar a entendernos lo máximo posible. Entre las personalidades más características que nos podemos encontrar dentro del puesto de trabajo estarían:

Analíticas o cuidadosas. Se distinguen por analizar todas las posibles respuestas ante cualquier pregunta. Tendremos que aportar soluciones bien trabajadas cuando hablemos con ellas.
Directas orientadas a resultados, con las que tendremos que adaptarnos diciendo frases cortas y directas sobre el tema que tratamos
–  Emocionales (pueden ser más o menos extrovertidas). Suelen anteponer las personas por encima de los resultados. Será necesario, por ejemplo, establecer un clima más amistoso durante la conversación.

3. Entérate de lo que pasa a tu alrededor.

Aunque no lo parezca, durante la jornada laboral están pasando cosas importantes a nuestro alrededor de las que no nos damos cuenta. Si nos damos cuenta de lo que pasa alrededor, podremos actuar en consecuencia y conseguiremos destacar ante los demás.

Este tipo de situaciones se pueden dar en cualquier parte. En tu puesto de trabajo (si trabajas rodeado de otras personas), en reuniones, en la cafetería,… es necesario saber que nuestro foco habitualmente no percibe estas situaciones y, por tanto, tendremos que hacer un esfuerzo por llegar a verlas.

Muchos son las posibles situaciones. Algunas podrían ser desde gestos para entrar en un grupo de compañeros, muestras de disconformidad antes diferentes situaciones, etc. Ver este tipo de situaciones te distinguirá de los demás y permitirá responder ante ellas, consiguiendo  objetivos inmediatos, como causar una gran impresión, y a largo plazo, como tener la imagen de ser una persona que ve situaciones importantes que los demás no perciben y por tanto destacar en el trabajo.

No dudéis en ver el siguiente vídeo que nos dejará sorprendidos y abrirá una puerta a la reflexión. El truco de las cartas que cambian de color.

4. Motiva a las personas con las que trates.

¿Es la mejor forma de trabajar es hacerlo de la manera teórica más eficiente posible? Intentaremos explicar la respuesta a esta pregunta en las siguientes líneas.

Aunque no lo parezca, el saber motivar a las personas con las que tratas destacará mucho y los jefes se darán cuenta.

“Crea un gran ambiente de trabajo, la gente quiere trabajar con él”. Si consigues que tu jefe piense esto, ya habrás conseguido un gran impacto y será la mejor forma de destacar en el trabajo por encima de tus conocimientos del trabajo.

Motivar a alguien hará que trabaje más cómodo  y que quiera trabajar contigo. Esto repercutirá en su nivel de eficiencia y, por tanto, en el nivel de eficiencia del trabajo conjunto que realicemos. Ser capaz de motivar a los demás es sinónimo de ser capaz de crear un buen clima de trabajo en equipo. La capacidad de trabajar en equipo es fundamental y, sin duda, la primera que dirá tu jefe si le preguntan por ti, por encima de tus conocimientos sobre el propio trabajo a realizar.

¿Cómo motivo a los demás?

Pero, ¿cómo motivo a los demás? para motivar a las personas con las que trabajas, lo primero y fundamental es conocerlas. Es decir, es necesario pararnos a pensar sobre la personalidad y aspiraciones de la gente con la que trabajamos. Un becario seguramente tenga como objetivo aprender lo máximo posible y sentirse parte del equipo de trabajo. Por tanto, tendremos que motivarlo ofreciéndole trabajos en los que aprenda, convocándole a reuniones generales que le involucren, etc. Otro ejemplo podría ser alguien que lleva muchos años en nuestra empresa y posee unos altos conocimientos técnicos. Una forma de motivarlo podría ser pedirle opinión sobre asuntos importantes del trabajo, tomar decisiones basadas en sus conocimientos y recalcar su aportación. Por supuesto, esto también dependerá de la posición que tengamos nosotros.

¿Trabajar de la manera teórica más eficiente posible es lo mejor?

Respondiendo a la pregunta que planteábamos al principio, uno de los errores más comunes es pensar que para realizar un trabajo o proyecto correctamente hay que organizarlo de la forma teórica más eficiente posible. Al estar trabajando con otras personas esto no se cumple y, seguramente, no se obtengan los resultados esperados. La forma más eficiente de realizar un trabajo implica que las tareas se repartan entre las personas de forma que cada uno realice las tareas que mejor sabe hacer. Pero, ¿qué está fallando aquí? El factor motivacional. Si cada uno sólo realiza las tareas que mejor sabe hacer, no adquirirá nuevos conocimientos y no se sentirá involucrado en el conjunto del trabajo. Esto influirá en que su motivación bajará y la eficiencia y eficacia en la realización de su trabajo será muy bajas.

Conclusión: destacar en el trabajo

Hacer bien tu trabajo no es condición suficiente para destacar en el trabajo. Otros puntos son fundamentales para que tus responsables no te vean como uno más. Completar los conocimientos de tu trabajo con una gran actitud y buenas prácticas mejorará tu eficiencia y eficacia.

Conocer tu situación, observar lo que te rodea, comunicarte de forma efectiva y conseguir motivar a los demás son, sin duda, prácticas que te harán destacar en el trabajo y resaltarán tus virtudes a los ojos de tus jefes.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Piensas que ya realizabas estas prácticas anteriormente? ¿Cuál es el que te parece más importante? ¿Viste el video de las cartas que cambian de color? ¡Cuéntanos qué te ha parecido!

Nada mejor para destacar en tu trabajo que tener un gran nivel de inglés. Conoce la importancia del inglés en tu futuro profesional en uno de nuestros artículos.

Para ver artículos como éste, estar al día sobre el mundo laboral y resolver cualquier duda que tengáis, no dudéis en seguirnos en nuestra página de Facebook o nuestra página de Linkedin

Si quieres conocer paro, sueldos, habilidades necesarias, tiempo de formación y mucho más sobre las profesiones que más te interesan y compararlas fácilmente, entra en queserademi.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Comentarios

6 respuestas a “4 consejos para destacar en el trabajo y mejorar tu eficiencia y eficacia”

  1. […] recapacitar sobre nuestros valores también nos podrá ayudar personalmente e incluso conseguir destacar más en nuestro trabajo, como ya os hablamos en un artículo […]


  2. […] obtengas los mejores resultados de la forma más eficiente. En otros artículos os hablamos sobre cómo actuar para destacar en el trabajo o cómo obtener mejores resultados perdiendo el miedo a cambiar. Queremos dedicar este artículo a […]


  3. […] Si te ha gustado este artículo, quizás te interesen otras entrevistas a distintos profesionales o unos consejos para mejorar en tu trabajo actual. […]


  4. […] ¿En qué ocasiones viene bien actualizar los conocimientos que tenemos sobre los temas de nuestra profesión? ¿En qué profesiones y puestos se necesita más aprendizaje continuo? Las respuesta inicial a estas preguntas es: Siempre tendremos que actualizar nuestros conocimientos para todas las profesiones y puestos de trabajo que quieran sobrevivir en el futuro. El aprendizaje contínuo es necesario en el mercado de trabajo en el que nos encontramos y será imprescindible si queremos destacar en nuestro trabajo. […]


  5. […] Si te ha interesado este artículo, te recomendamos conocer nuestros consejos para destacar en el trabajo y mejorar la visión que tienen tus jefes sobre ti en la empresa. […]


  6. […] te ha interesado este artículo, te recomendamos que conozcas los siguientes consejos para sacar el máximo partido de tu experiencia en tu […]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orientación laboral online para estudiantes y trabajadores.

queserademi.com es la herramienta digital que aporta a las futuras generaciones de trabajadores, orientadores laborales, padres de alumnos y profesores la información necesaria para afrontar la decisión de elegir una carrera profesional de un modo responsable y maduro.